Procedimiento mínimamente invasivo

La endoscopia es un procedimiento mínimamente invasivo que les permite a los médicos mirar dentro del cuerpo a través de un endoscopio, es decir, un tubo fino y largo con una pequeña cámara. Es posible que un niño necesite un endoscopio si tiene dificultad para tragar, o si tiene náuseas y vómitos, indigestión, sangrado o dolor abdominal.

Los médicos de South Texas Health System Children's usan la endoscopia para examinar varias partes del cuerpo, como los pulmones, el sistema urinario, el abdomen, el esfófago y el estómago. Mediante una endoscopia, los doctores pueden detectar anomalías que con rayos X no se pueden ver, y pueden introducir instrumentos para extraer pequeñas muestras de tejido que luego analizarán.

Tipos de endoscopia

  • Broncoscopia. Una broncoscopia se realiza para examinar los pulmones y las vías respiratorias. Puede mostrar un tumor, signos de infección, un exceso de moco o una obstrucción en las vías respiratorias. Si hay una obstrucción, se puede insertar un pequeño tubo llamado stent durante el procedimiento para abrir las vías respiratorias.
  • Cistoscopia. Una cistoscopia examina el interior de la vejiga y la uretra, el tubo que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. Durante una cistoscopia, el médico detecta el cáncer, evalúa los trastornos del tracto urinario y determina la causa de las reiteradas infecciones de vejiga o el dolor al orinar.
  • Laparoscopia. Mediante una laparoscopia se pueden diagnosticar las causas del dolor abdominal, como la apendicitis, las infecciones de la pelvis y el sangrado abdominal. Una vez identificado el problema, los médicos pueden corregir la afección durante el mismo procedimiento.
  • Endoscopia del tracto gastrointestinal (GI) superior. Una endoscopia del tracto GI superior, que incluye el esófago, el estómago y el duodeno, puede detectar úlceras, afecciones precancerígenas, obstrucción del intestino y hernia de hiato. El procedimiento también puede ayudar a determinar la causa del dolor abdominal, los vómitos, la dificultar para tragar, el reflujo gástrico, la pérdida de peso sin causa evidente y el sangrado del tracto GI superior.
Edinburg Children's Hospital
Si necesita ser referido a un especialista pediátrico afiliado al South Texas Health System Children's, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.​