Servicios de diagnóstico por imágenes

Radiología en niños

El Edinburg Children's Hospital está equipado con tecnología de diagnóstico avanzada para ayudar a los médicos a identificar con rapidez lesiones y enfermedades sin necesidad de utilizar procedimientos diagnósticos invasivos. Los niños que se someten a procedimientos de diagnóstico por imágenes pueden necesitar sedación, para ayudarles a que se mantengan en la posición correcta durante la evaluación y a aliviar la ansiedad y el dolor.

Tomografía computarizada

Los tomógrafos computarizados (TC) emplean sistemas especiales de rayos X que reflejan el cuerpo desde diferentes ángulos, y utilizan procesamientos informáticos para brindar una muestra representativa de los diferentes tejidos y órganos. Los CT, que exponen a los pacientes a muy poca radiación, son muy útiles en el diagnóstico del cáncer, las enfermedades cardiovasculares e infecciosas, trauma y trastornos musculoesqueléticos.

Ultrasonido

El ultrasonido o la sonografía emplean ondas de sonido de alta frecuencia para visualizar el interior del organismo. Un dispositivo que cumple la función de micrófono con altavoz se coloca en contacto con el cuerpo a través de un gel de ultrasonido, para transmitir el sonido. A medida que las ondas de sonido atraviesan el cuerpo, se producen ecos que rebotan contra el transductor. Estos ecos pueden ayudar a los médicos a determinar la ubicación de una estructura o anomalía, así como también a obtener información sobre su constitución. El ultrasonido es una manera indolora de examinar los órganos internos, como el corazón, el hígado, los vasos sanguíneos, las mamas, el riñón o la vesícula biliar, y es mayormente conocido por su capacidad de examinar un feto en el vientre materno.

Medicina nuclear

La medicina nuclear, que utiliza material radioactivo para diagnosticar y determinar la gravedad de una enfermedad, brinda información única acerca de los órganos del cuerpo que otros métodos de diagnóstico por imágenes no pueden proporcionar. Esta forma de diagnóstico por imágenes puede generalmente identificar anomalías en forma temprana durante el progreso de una enfermedad, que permiten comenzar con un tratamiento en la etapa más temprana de la misma. La medicina nuclear se usa para diagnosticar y controlar una amplia variedad de enfermedades, que incluye distintos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y trastornos endocrinos, gastrointestinales y neurológicos.

Imágenes por resonancia magnética

Las imágenes por resonancia magnética (IRM) emplean ondas de radio y un intenso campo magnético para crear imágenes nítidas y detalladas de los órganos y tejidos internos. La IRM usa ondas de radio, no rayos X, por lo que el paciente no se ve expuesto a radiación. Sin embargo, muchos estudios requieren una pequeña inyección intravenosa para introducir un agente de contraste. Este agente no contiene iodo, un elemento usado en otros agentes de contraste para rayos X o tomografías computarizadas. Las IRM se utilizan generalmente para evaluar o diagnosticar anomalías ortopédicas (columna vertebral, extremidades) o neurológicas (cerebro, médula espinal).

Durante un IRM, el paciente debe yacer sobre una mesa que se desliza dentro de una máquina con forma de túnel. En ocasiones, el IRM puede ser una experiencia que genera mucha ansiedad en los niños, ya que el equipo emite sonidos fuertes de golpes y zumbidos y ellos deben permanecer quietos, a veces durante hasta 90 minutos, dentro de un espacio reducido. Para que la experiencia sea más agradable para los niños, los técnicos del Edinburg Children's Hospital usan el IRM Vantage Titan 3T. El potente imán del sistema acelera el tiempo que dura el estudio y es uno de los sistemas más silenciosos disponible. Debido a su diseño de apertura abierta, los niños no se sienten tan claustrofóbicos y pueden someterse a la tomografía sin necesidad de ser sedados. Los pacientes que deben hacerse un estudio de pelvis o columna pueden recostarse y dejar su cabeza y sus extremidades inferiores fuera del imán, y algunos pacientes pueden ingresar al tomógrafo con los pies hacia adelante. Los estudios de IRM en niños son más sencillos y más cómodos, ya que los componentes se amoldan mejor a la anatomía del niño para obtener diagnósticos más precisos.

Rayos X/Fluoroscopía

Los rayos X (también denominados radiografías) usan una pequeña dosis de radiación para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la opción que más se usa en el diagnóstico por imágenes y también son los más antiguos. Por lo general, se usan para ver fracturas de hueso, lesiones o infecciones; también se usan para localizar objetos extraños en el tejido blando. En algunos casos, se usan los rayos X en conjunto con un material de contraste a base de iodo que se inyecta para ayudar a los médicos a ver determinados órganos, vasos sanguíneos o tejidos.

Una fluoroscopia es un estudio de las estructuras móviles del cuerpo, similar a una película de rayos X. Se utiliza en varios procedimientos, tales como el cateterismo cardíaco, biopsias, visualización de articulaciones y punción lumbar. La fluoroscopia también se puede usar para localizar cuerpos extraños y para la inyección de anestesia en las articulaciones o la columna.

Edinburg Children's Hospital
Si necesita ser referido a un especialista pediátrico afiliado al Edinburg Children's Hospital, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.​