Tratamiento eficaz de emergencias y traumatismos pediátricos

Cerca del 25 por ciento de todas las visitas al Departamento de Emergencias fueron de niños menores de 18 años y la mayoría de dichas visitas ocurrieron en verano comparadas con el resto del año, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El departamento de emergencias pediátricas del Edinburg Children's Hospital ofrece atención de urgencias para niños que presentan traumatismos, enfermedades importantes u otros problemas que requieren tratamiento inmediato. El personal está formado por médicos pediatras especialmente capacitados en emergencias, personal de enfermería y otros profesionales de atención médica que siguen procedimientos específicos para que su hijo reciba los cuidados que necesita lo antes posible.

Cinco pasos en la asistencia médica de emergencia

Las enfermedades o lesiones repentinas pueden ocurrir sin advertencia —especialmente en niños— y, aunque por lo general nadie se propone hacer una visita al Departamento de Emergencias (ED), es necesario saber qué esperar al llegar, para que el proceso sea un poco más fácil. Explique a su hijo con lo que se va a encontrar en el departamento de emergencias (vea los cinco pasos a continuación) y escuche sus inquietudes. Dígale a su hijo que no pasa nada por tener miedo ni por decir que le duele algo. No oculte lo que siente, pero mantenga la calma para que su hijo no se ponga más nervioso. También puede ayudar llevar al hospital su juguete favorito, su manta preferida o un libro que le guste para consolarlo.

Cuando usted y su hijo lleguen al departamento de emergencias, deberá pasar por el siguiente proceso de cinco pasos:


Paso 1: triaje

El triaje es el proceso mediante el cual se determina la gravedad de la afección del paciente. Los pacientes con las emergencias más graves reciben tratamiento inmediato. Por eso, algunos pacientes pueden recibir atención médica antes que usted, aunque hayan llegado al departamento de emergencias después. Cuando llegue al departamento de emergencias, los técnicos de emergencias determinarán el motivo de su visita. Un miembro registrado del personal de enfermería tomará nota de los antecedentes médicos de su hijo y realizará un examen breve de sus síntomas.

El miembro del personal de enfermería a cargo del triaje puede asignar un nivel de prioridad basándose en los antecedentes médicos de su hijo y en el estado actual según la siguiente escala: Nivel 1: reanimación (intervención inmediata de salvamento); Nivel 2: emergencia; Nivel 3: urgente; Nivel 4: semiurgente; Nivel 5: no urgente. En algunos casos, un miembro del personal de enfermería de emergencias certificado puede iniciar el examen diagnóstico para reducir el tiempo de espera para recibir el tratamiento médico. Si los síntomas de su hijo se agravaran mientras espera, avise de inmediato al técnico de emergencias o al enfermero o enfermera de triaje.


Paso 2: registro

El proceso de registro es importante por dos razones: permite al personal del departamento de emergencias recopilar información para el historial de su hijo y nosotros obtenemos su consentimiento para brindarle tratamiento. Ambos son necesarios para solicitar pruebas diagnósticas que permitan al médico determinar el tratamiento más adecuado para su hijo. Los especialistas en acceso de pacientes pueden realizar el registro de los pacientes que son llevados directamente a una sala de tratamiento.


Paso 3: tratamiento

Todos los pacientes que llegan al departamento de emergencias del Edinburg Children's Hospital reciben el tratamiento de médicos y personal de enfermería especializados en emergencias pediátricas. Dependiendo del estado de su hijo, un miembro registrado del personal de enfermería puede preparar una vía intravenosa (IV). La vía IV permitirá que el personal de enfermería administre con rapidez medicamentos o líquidos indicados por el médico. También es posible que un enfermero o enfermera o un técnico tome muestras de sangre o de orina, o puede que le tomen a su hijo radiografías o le hagan otras pruebas de diagnóstico por imágenes antes de que lo vea un médico. Puede que los médicos soliciten hacer análisis de sangre de forma urgente. Los resultados de las pruebas ayudan a los médicos de emergencias a evaluar el estado de su hijo. Durante el tratamiento, el personal del departamento de emergencias se encargará de que tanto usted como su hijo estén cómodos e informados.


Paso 4: revaluación

El estado de su hijo será revaluado después de conocer los resultados de las pruebas, ya que estos pueden dar al médico información adicional acerca del tipo de tratamiento que necesita su hijo. Puede ser que el personal del hospital se ponga en contacto con el pediatra de su hijo para obtener más información. Si su hijo no tiene un pediatra, es posible que le derivemos a un pediatra de guardia. Tras la revaluación, el médico decidirá si su hijo debe ser ingresado en el hospital o si se puede tratar y enviar a casa.


Paso 5: alta

Parte de nuestro trabajo es cuidar de la salud de su hijo después de que haya dejado el departamento de emergencias. Todos los pacientes reciben indicaciones por escrito sobre cómo seguir sus cuidados en casa luego de recibir el alta. Las instrucciones describen cómo pueden cuidar adecuadamente de las heridas o de la enfermedad de su hijo e incluyen indicaciones para tomar los medicamentos recetados y recomendaciones sobre su seguimiento médico. Es importante que entienda las instrucciones en su totalidad. Si tiene alguna pregunta, comuníquenoslo mientras está aquí. O llame al 956-388-6900 cuando usted y su hijo regresen a casa. No olvide consultar también al pediatra de su hijo.