Cuidados especializados para el asma

Cuidados para asma y pulmón

El asma es una afección crónica que causa la inflamación y el estrechamiento de las vías respiratorias, los conductos que transportan el aire hacia y desde los pulmones. El asma puede ser especialmente grave en los niños, ya que tienen unas vías respiratorias más pequeñas si se comparan con las de los adultos. Los niños con asma pueden experimentar sibilancias, tos, rigidez en el pecho y problemas para respirar, sobre todo en las primeras horas de la mañana o de la noche.

Como el asma puede dejar literalmente a un niño sin respiración, puede limitar sus actividades cotidianas. De acuerdo con la American Lung Association, el asma es una de las causas más comunes del ausentismo escolar. Los niños con asma pierden, en promedio, una semana completa de escuela al año debido a esta afección. Las poblaciones con menos ingresos, las minorías y los niños que viven en el centro de las ciudades son los que reportan más visitas al departamento de emergencias, hospitalizaciones y muertes debido al asma que la población general.

Centro de excelencia del asma

El programa para el asma del Edinburg Children's Hospital cuenta con la certificación de The Joint Commission por ofrecer cuidados, tratamientos y servicios de calidad. También es uno de los pocos programas para el asma de los Estados Unidos con la denominación de Centro de excelencia.

Los niños reciben una atención personal e individualizada por parte de médicos, enfermeras y terapeutas respiratorios que cuentan con una capacitación especial para ayudarles a controlar su asma y a respirar mejor. El programa también ofrece información y asistencia para ayudar a los niños y a sus padres a comprender esta afección, saber cómo vivir con la menor cantidad posible de síntomas y evitar futuros ataques de asma.

Cuando traiga a su hijo al programa para el asma del Edinburg Children's Hospital, los médicos, enfermeras y terapeutas respiratorios le ofrecerán una atención personalizada a la medida de sus necesidades específicas. Nuestro departamento de emergencias tiene dos salas específicas para el asma donde podemos ayudar a los niños a controlar su asma y a que respiren mejor. Estas salas están equipadas con un sofá cómodo, sillones reclinables, libros, juguetes y un televisor para minimizar la ansiedad del niño.

El asma se puede tratar y controlar, pero no se puede curar. El personal del programa para el asma también ofrece información y asistencia para ayudar a los niños y a sus padres a controlar esta afección y a evitar futuros ataques de asma. Con información y una orientación adecuadas sobre el asma, los padres pueden ayudar:

  • A reducir o prevenir los síntomas crónicos en sus hijos, como la tos o la falta de aliento
  • A reducir la necesidad del niño por tomar medicamentos de alivio rápido
  • A ayudar a mantener un buen funcionamiento pulmonar
  • A prevenir ataques de asma que pueden concluir en una visita a la sala de emergencias o en una hospitalización

Síntomas y desencadenantes de los ataques de asma

Existen cuatro síntomas principales del asma:

  • Sibilancias: silbidos que se escuchan al respirar
  • Falta de aliento: sensación de quedarse sin respiración o de tener problemas para respirar que normalmente se producen de noche
  • Rigidez en el pecho: sensación de peso o presión en el pecho
  • Tos: tos crónica que suele ser peor por la mañana o por la noche, después de estar expuesto a sustancias irritantes o en condiciones climáticas extremas

Los desencadenantes son algunas enfermedades que pueden provocar un ataque de asma, que es cuando los síntomas del asma se vuelven más agudos de lo habitual. Es importante identificar los desencadenantes de su hijo y saber cómo evitarlos. Algunos desencadenantes pueden ser:

  • Realizar ejercicio y actividades físicas
  • Resfriados y gripes (lávese las manos con frecuencia)
  • Los cambios de tiempo
  • Los árboles y el polen (tome una ducha antes de ir a la cama si ha estado fuera)
  • El moho (repare las zonas dañadas por el agua que haya en su hogar tan rápidamente como sea posible)
  • Fumar o estar expuesto al humo de otras personas
  • El polvo y los ácaros del polvo (lave la ropa de cama con agua caliente)

Reconocer los síntomas

Evitar las visitas al departamento de emergencias es un objetivo principal del control del asma. No obstante, es importante que reconozca los síntomas que requieren que su hijo visite el departamento de emergencias:

  • Los medicamentos de alivio rápido no funcionan
  • Los medicamentos de alivio rápido no son efectivos durante cuatro horas
  • Las sibilancias o la rigidez en el pecho es aguda o está empeorando
  • Su hijo no puede hablar o andar por las dificultades respiratorias
  • Los labios o uñas de su hijo se están volviendo azules o grises
  • Reconoce la aparición de retracciones: el área situada por debajo o entre las costillas de su hijo, o áreas de su cuello se retraen al respirar
  • Se percata de que las fosas nasales del niño se abren más al respirar
Edinburg Children's Hospital
Si necesita ser referido a un especialista pediátrico afiliado al Edinburg Children's Hospital, llame a la línea informativa y de reserva de South Texas Health System al 800-879-1033.​