Los peligros de la marihuana sintética

Lunes, 5 de diciembre de 2016
Los peligros de la marihuana sintética

Cuando decimos popurrí e incienso, la mayoría de nosotros piensa en productos utilizados para perfumar un ambiente. Sin embargo, son cada vez más las personas que los compran en tabaquerías, tiendas de conveniencia y por Internet para fumarlos y drogarse.

Con marcas como "Spice" y "K2", estos paquetes de hierbas aparentemente inofensivos presentan un diseño de dibujos y gráficos coloridos y se venden como "incienso de hierbas" o popurrí. Pero en verdad son marihuana sintética.

Una "mezcolanza" de químicos

Esta "marihuana sintética" es un producto a base de plantas secas que son rociadas con una variedad de químicos artificiales (cannabinoides sintéticos) que reproducen los efectos del THC, el ingrediente psicoactivo principal de la marihuana orgánica. Habitualmente, estos compuestos sintéticos se ofrecen en el mercado con una leyenda que indica "100% de hierbas orgánicas", insinuando que son naturales y completamente seguros. Sin embargo, esto no podría ser más ajeno a la realidad. "No se sabe nada respecto de su elaboración o grado de toxicidad", dice Maria T. Camacho, MD, pediatra intensivista del Edinburg Children's Hospital, especialista en el tratamiento de enfermedades y lesiones graves. "Uno no sabe lo que consume".

Una amenaza en rápido crecimiento

En 2016, hasta el 31 de diciembre, los centros de envenenamiento recibieron informes de 2,695 casos de exposición a cannabinoides sintéticos.*

Los efectos nocivos de estos productos se registraron por primera vez en los EE. UU. en 2009. Desde entonces, el consumo de estas drogas se ha propagado por todo el país. Los centros de envenenamiento recibieron 2,668 llamadas sobre exposición a estas drogas en 2013; 3,682 casos de exposición en 2014, y 7,794 casos de exposición en 2015.

A lo largo y ancho del país, los médicos de emergencias tratan una cantidad cada vez mayor de casos de adolescentes con síntomas como agitación, náuseas, vómitos, ritmo cardíaco muy acelerado, presión arterial alta, convulsiones, alucinaciones y conducta paranoica. Pero el cuadro puede ponerse mucho peor. Solamente en Texas, hubo casos de accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal repentina, daño cerebral, parálisis (e incluso la muerte) que han sido atribuidos a productos sintéticos peligrosos.

Se requieren sanciones más severas

Pese a que en Texas la sustancia está prohibida por ley, los fabricantes han alterado de manera continua los compuestos químicos de sus productos para no verse restringidos por la legislación. "Siempre están modificando la fórmula para no ser alcanzados por la ley", explica la Dra. Camacho. "Es por ello que es tan difícil arrestarlos y llevarlos a juicio".

Eduque a sus hijos

Deje en claro con sus hijos que estos productos de marihuana sintética son todo menos naturales y que, de hecho, pueden contener cientos de químicos desconocidos. Ayude a que sus hijos estén seguros y tomen decisiones buenas para su salud. Para ello:

  • Hablen y escúchelos con regularidad.
  • Involúcrese de manera directa en la vida diaria de sus hijos.
  • Déjeles en claro que no quiere que beban o consuman drogas.
  • Fije límites

Si siente que su hijo está sufriendo debido a la posible influencia de este "veneno", busque atención médica en el hospital más cercano llamando al 9-1-1.

*Nota: las cifras pueden cambiar en la medida que se cierran los casos y se recibe información adicional. Fuente: http://www.aapcc.org/alerts/synthetic-cannabinoids/